miércoles, junio 01, 2011

Trollear al Auto-Mac

Ninguna relación es tan bipolar como la que tenemos con el Auto-Mac. Lo amamos y no podemos vivir sin él, pero tampoco podemos vivir con él.

Cada vez que nos entregan la hamburguesa con mayonesa que pedimos sin mayonesa, cada vez que en tu bolsa estraza hay una Quarter Pounder cuando pediste una BigMac, cada vez que llevas 5 kms. recorridos y ves que no te dieron cátsup.

Hace algunos años -en este mismo blog- hablamos sobre esta compleja correlación, en el post Diarios de un Drive-Thru”. Hoy encontramos la manera de vengarnos de todas las terroríficas experiencias que el Auto-Mac nos ha hecho pasar.

Por cada cátsup que no nos hayan dado, por cada salsa barbecue que nos negaron, por cada hambuguesa que nos dieron con los ingredientes que odiamos, por cada refresco que nos dieron de dieta cuando lo pedimos normal, por cada cambio que nos dieron incorrecto, por cada papa que cayó en la bolsa estraza y se perdió… por cada uno de esos detalles, hay una forma de vengarse: Trolleando al Auto-Mac.

En el post anterior del blog (“En el escribir está el leer”) ya se explicó qué es “trollear”… y “post”… y “blog”. Así que vamos al grano… o a la hamburguesa.

A continuación, 52 formas de vengarse del Auto-Mac:

1. Entra al Auto-Mac y pide únicamente popotes y servilletas.

2. Cuando te soliciten tu orden a través de la bocina comienza a platicarle lo difícil que ha sido superar tu último noviazgo.

3. Pasa al Auto-Mac y pide una docena de piezas Receta Secreta, puré y ensalada grandes.

4. Al terminar tu orden en el Auto-Mac insiste que la quieres para llevar y no te niegas a comer ahí.

5. Entra al Auto-Mac y sáltate la bocina donde haces el pedido, en la siguiente ventanilla toma el pedido del coche de atrás y pisa el acelerador.

6. Cuando te pidan tu orden por la bocina lleva una bolsa de plástico –de esas de súper- y arrúgala vigorosamente frente al micrófono y grítale molesto a quien te atiende que deje de hacer eso.

7. Pide tu orden a través del micrófono fingiendo la voz y el tono de un locutor de radio.

8. Justo antes de terminar tu pedido y cuando te pidan que pases a pagar a la siguiente ventanilla dile: “Recuerda que tú y yo no tuvimos nunca esta conversación, tú vida depende de ello”.

9. Cuando te pidan la orden diles que tienes en la línea a Domino’s Pizza y te irás con el mejor postor.

10. Responde sus preguntas con otras preguntas.

11. Pide tu orden cantando como estrella pop.

12. No digas qué ingredientes quieres en tu hamburguesa; mejor deletréalos y pide que te los repita cuando acabes de decirlos.

13. Haz tu orden pero evita en todo momento usar la palabra “hamburguesa”. Si la persona que toma tu pedido la utiliza, interrúmpelo y solicita que por favor no la mencione.

14. Pregúntale por el micrófono qué ropa lleva puesta el día de hoy.

15. Al llegar a la bocina tú tómale el pedido a ellos.

16. Cuando te digan el total de tu orden, cierra con la frase: “¿Con monedas y billetes grandes está bien? ¿Quiere un cheque al portador para acompañar su orden?”

17. Dile que estás deprimido y logra que él o ella te levante el ánimo.

18. Pasa al Auto-Mac y cuando te pidan tu orden dile que no sabes qué pedir porque eres alérgico a las hamburguesas.

19. Adivina su signo zodiacal y analiza su personalidad a partir de esta información.

20. Cambia tu acento de nacionalidad cada 10 segundos.

21. Ordena tu hamburguesa tal cual aparece en la fotografía del menú y amenaza con embarrársela en la cara si no viene es igualita.

22. Dile que su voz te resulta familiar, comienza a indagar si antes trabajaba en una hot line.

23. Pregunta si en vez de comprar la hamburguesa, la puedes alquilar.

24. Cuando avances a la ventanilla donde pagas confiésale a quien te atiende que por su voz te la imaginaste más bonita.

25. Cuando te entreguen tu pedido pregunta consternado si puedes quedarte con la caja de la hamburguesa o si la tienes que devolver. Cuando te digan que puedes quedártela suspira y agradece afectuosamente.

26. Cuando hagas tu orden habla muy bajito ante el micrófono para que la persona que atiende le suba al volumen y se pegue bien los auriculares. Al terminar tu orden grita con todas tus fuerzas: ¡¡¡GRACIAAAS!!!

27. Imita la voz de quien te está haciendo el pedido.

28. Pide ver la carta porque odias ver el menú en esas cajas de luz.

29. Pregunta qué va mejor con un Chardonay robusto y afrutado cosecha 2003, y con base en esa información harás tu orden.

30. Eructa en el micrófono y pide a quien te atiende que se disculpe por ser tan marrano.

31. Cuando llegues a la bocina pregunta por el nombre de quien te está atendiendo y su edad.

32. Psicoanaliza a quien te está haciendo el pedido por la bocina.

33. Pregunta por el contenido calórico de cada una de las hamburguesas que tienen y haz sumas infinitas hasta llegar al número que necesitas para no engordar. Solicita una calculadora para este proceso.

34. Cuando te pidan tu orden dile que no sabes qué quieres y te recomiende qué pedir.

35. Termina tu orden diciendo “te quiero mucho”.

36. Pasa a Auto-Mac caminando y demanda el mismo trato que recibe la aristocracia con solvencia económica para comprar un automóvil.

37. Cuando hagas tu orden pregunta sobre la garantía y el servicio post-venta.

38. Cuando al final te repitan tu orden cambia una cosa. Cuando vuelvan a repetir tu orden cambia algo más… así hasta que tu orden sea totalmente diferente de la original.

39. Cuando recojas el pedido di que tú no pediste nada de eso sin siquiera asomarte a la bolsa estraza.

40. Pide una BigMac pero solicita que pongan el pan con ajonjolí abajo y la otra parte del pan arriba. Si no te la dan así, devuélvela.

41. Cuando te pidan tu orden sólo limítate a decir “¡sorpréndeme!” y pasa a la siguiente ventanilla a ver qué es lo que te dan.

42. Cuando hagas tu orden cada vez que termines de hablar termina con la palabra “cambio”.

43. Antes de hacer tu orden pregunta si tiene lápiz y papel donde apuntar.

44. Empieza tu orden diciendo: “Me gustaría…” y un momento más tarde grita enojado “¡No! ¡No me gustaría!”.

45. Pide tu orden como cualquier persona común y al pasar a la siguiente ventanilla a recoger tu orden di que mejor ya no la quieres.

46. Ordena media hamburguesa, porque estás a dieta.

47. Cuando pases a la ventanilla donde pagas, realiza cambios a tu orden y cuando pases a la siguiente ventanilla donde te dan lo que pediste, vuelve a cambiarla.

48. Exige ver a las vacas de dónde sacan la carne para asegurarte que los mitos de internet no son ciertos.

49. Compórtate como un patán al pedir tu orden y al pasar a la siguiente ventanilla discúlpate diciendo que estabas borracho.

50. Pregunta por la persona que tomó tu orden la última vez.

51. Pregunta si conocen el término “manotada de hamburguesa”. Inventa una descripción y pide que se lo hagan a tu hamburguesa.

52. Pregunte cuántos delfines se mataron para hacer esa hamburguesa.

8 comentarios:

mlechuga dijo...

Épico!

Pondré muchas de éstas opciones en práctica y pensaré en nuevas para compartir.

Un abrazo!

Javier Manzanera dijo...

Están muy cagadas jaja pero he de reconocer que yo no las pondré en práctica porque el automac siempre me trata muy bien y hasta han habido veces que pido mi mctrío y erróneamente me dan todo doble jaja, dos cosos de papas, dos hamburguesas. McDonalds es mi amigo jaja.

Anónimo dijo...

Jajaja, buenísimo. Yo agregaría el "llegar al auto-mac y preguntar por los planes de crédito y de contado para comprar una hamburguesa, o si hacen facturas por cajitas felices". Seguro has visto este vídeo, entonces: http://youtu.be/27NX_MMIkLY

Huatch dijo...

Javier, eres la aguja en el pajar...

Compita dijo...

esto hará tus delicias de venganza mucho más dulces.

http://youtu.be/27NX_MMIkLY

Huatch dijo...

Remi Gaillard es un dios, especialmente en el arte del trolleo!! Gracias Compita y Santoyo!

Anónimo dijo...

Mmmm, como que ya habia leido esto.... Acá el post original del cual se inspiraron para hacer esta copia http://cstarr.wordpress.com/things-to-do/50-things-to-do-at-mcdonalds/

Huatch dijo...

No lo conocía, pero tiene unas muy buenas!! Este post está basado en uno de 51 formas de pedir una pizza por teléfono.