jueves, marzo 31, 2011

El Vasito Rojo

Bien decía René Descartes: “Sin vasito rojo, no hay fiesta”. Bueno, no lo decía él, pero eso no le quita veracidad.
El vasito rojo se ha convertido en la bandera de las borracheras. Es un símbolo que une culturas, un emblema de la convivencia. No es coincidencia que el vasito rojo sea el estandarte de las fiestas, tiene toda una filosofía y composición física que lo hacen único.

Es el motor de hacer de una reunión, una gran “peda”. Esto se debe a diferentes componentes estratégicos del recipiente. Una de sus características más esenciales es su opacidad, esta facultad permite al individuo servir el alcohol sin poder observar la medida exacta de la ración.

 Las sombras creadas con esa cubierta interna blanca, junto con la ilusión óptica que generan los hielos, provocan una mayor vertida de alcohol y menor cantidad de mezclador. Como promulgan las leyes de la física, dos objetos no pueden ocupar el mismo espacio al mismo tiempo:

F(x)
(CH3-CH2-OH) +∑(amigos) ∂xi
Ingesta descontrolada ↔
[(Vasito Rojo>Vaso Regular)*{(⊥*Mezclador)<( CH3-CH2-OH)}]
H2O⇒(Solidificado)
=
∞ (borrachera épica)

Traduzcamos esta fórmula al español:

El Alcohol, más un conjunto de amigos deriva en una ingesta descontrolada -si y sólo si- el vasito rojo, que es mayor que cualquier vaso regular, contiene una mínima cantidad de mezclador menor que la cantidad de alcohol, contemplando los hielos; lo cual deriva en una infinita borrachera épica”.

Estas propiedades del vasito rojo, como el tamaño y la opacidad, no son las únicas que lo hacen especial, también debemos de considerar su resistencia ante caídas, apachurrones y golpes, tres cosas muy comunes en la fiesta. En comparación con los vasos de unicel, es difícil morder el vasito rojo y causarle daños suficientes como para no poder ser reutilizado.

Hemos hablado sobre las propiedades físicas del vasito, pero no sobre su color. El color, más allá de tener una razón de ser, funciona como una señal universal. Es un ícono identificado alrededor del mundo como sinónimo de fiesta.

Post-post: Gracias a sus cualidades únicas, el vasito rojo ahora es el protagonista del deporte con mayor crecimiento en todo el mundo: Beer Pong.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pienso que estaría bien a toda madre que llegaras a la fiesta con un vasito rojo…

Pienso que luciría bien chingon el vasito rojo…

Si quieres llegar a la fiesta con un vasito rojo estaría poca madre…

Pero si no quieres llegar con el vasito rojo…

Pues me vale verga!!!!

Anónimo dijo...

Pienso que estaría bien a toda madre que llegaras a la fiesta con un vasito rojo…

Pienso que luciría bien chingon el vasito rojo…

Si quieres llegar a la fiesta con un vasito rojo estaría poca madre…

Pero si no quieres llegar con el vasito rojo…

Pues me vale verga!!!!

Carlos VL dijo...

Hay otra cosa que he notado en el vasito rojo a través de años y años de investigación:

Los marcadores que tiene en su diseño están estratégicamente diseñados para hacer la cuba PERFECTA. Me explico:

La línea de abajo marca el nivel de alcohol (idealmente, una onza, pero estos genios del diseño tomaron en cuenta el volumen desplazado por los hielos, generalmente de bolsa (tubulares)).

La segunda línea marca perfectamente el nivel de agua mineral en caso de que se pida una 'campechana'. Estos diseñadores, además de genios, eran multiculturales, claramente.

Si la cuba no se pide campechana, esa línea no sirve de mucho, pero es sumamente importante.

Otra característica de diseño, brillante a mi parecer, es ese doblez que tiene en la parte superior del vaso. Muchos podrán pensar que es una regla en cualquier vaso de plástico (los de unicel no lo tienen), pero noten, por favor, que ese doblez está reforzado. Genios del diseño, repito, pensaron en esto para cuando uno tiene que sacar algo de sus bolsas y no quiere incomodar a los demás con el clásico 'sostén' o 'a ver' y no tiene alguna superficie cerca. Brillante.

Intentar lo que digo en vasos rojos imitación (los que tienen como arcos en relieve). No funciona.

NOTA: Aplica para cubas, pero también para cualquier coctel que requiera de dos o tres ingredientes.

Huatch dijo...

Carlos LV... tu post en este comment está mejor que el de mi blog. Me pongo de pie!!!