lunes, febrero 14, 2011

Día de San Cachondín

Coma diabético”. Ese es el nombre que debería darse al 14 de febrero. Tanto empalagamiento y tanta miel podría provocar un coma diabético incluso a Winnie the Pooh.

El ‘Día de San Valentín’, una celebración catapultada por la mercadotecnia y el capitalismo desmedido tiene sus orígenes en un sacerdote romano que fue madreado y decapitado… ¿No es la historia más romántica que hayas escuchado?

El Día del Amor y la Amistad” -como popularmente conocemos a esta fecha- es originalmente relacionada con el amor. Seguramente la presión escolar fue la encargada de agregar “…y la amistad” para todos aquellos solitarios que no tenían pareja el día que todo mundo andaba con la hormona hasta el techo.

Más allá del origen de este día, de los esfuerzos publicitarios por seguir vendiendo cochinadas y de aquellos mártires que amanecen con un coche cubierto de Post-its, hay un ícono en todo esto que tiene un origen por demás turbio y pornográfico: El corazón.

Globos, chocolates, cajas, tarjetas, listones… Cualquier artículo puede ser encontrado estos días con la forma de un corazón, pero ¿de dónde surge dicha forma? En nuestras clases de anatomía hemos visto el corazón en su forma natural; no tiene nada que ver con esa figura de dos semicírculos que se conjugan puntiagudamente en la parte inferior.
¿Sería desagradable poner un órgano musculoso con una aorta arrojando sangre y diversas aurículas y válvulas como símbolo del amor? Probablemente. Pero indaguemos en los orígenes de la figura del corazón cursi que todos ubicamos como símbolo de amor.
Las ton-teorías son vastas, sin embargo Google arroja a dos de ellas como las principales. Ambas con connotaciones lujuriosas, más que amorosas.
La primera teoría tiene sus orígenes en una semilla extinta desde hace más de dos mil años. La semilla Silphium tenía una forma muy similar a la del corazón que popularmente reconocemos. Esta semilla del norte de África era utilizada principalmente como anticonceptivo en el antiguo Egipto. Era tal la importancia de dicha semilla que fue tallada en las monedas con las cuales comerciaban. ¿Podrías imaginar la moneda de $10 con el águila de un lado y un Viagra en el otro? La posteridad que una moneda le pudo brindar y la relación directa con el acto sexual le dieron, con el paso de los años, su connotación amorosa y romántica.
La segunda teoría es todavía más llana y burda. Se dice que esta forma tan tradicional del corazón tiene sus orígenes en la representación del cuerpo femenino… y no de una forma romántica.
Imaginen a su amada, con unos kilitos de más, después de haber ido a cagar. Termina de limpiarse, le jala a la cadena y acto seguido se agacha para subirse los pantalones; ustedes viendo esta escena desde atrás. Con esta imagen mental les presento la forma del corazón tan romántico que todos ubican. Los dos semicírculos representan sus pompas que continúan hasta sus piernas, mientras ella se encuentra agachada, dándonos la espalda. Fino, fino, fino.
Esta carismática teoría es complementada con la relación, no sólo de las nachas de la mujer, sino con la forma de los senos, la vulva y el montecito pélvico que tienen las mujeres. De alguna manera, estas partes erógenas de la mujer se relacionan con la sexualidad y, de nueva cuenta, la sexualidad con el amor.

¿Día de San Valentín? ¿Día del Amor y la Amistad? Creo que si queremos darle a un apodo este día, el apodo correcto sería “Día de la lujuría y el deseo carnal”. Amar a la persona con quien practiques el acto sexual resulta ser algo secundario.

No hay comentarios.: