lunes, enero 10, 2011

¿Propósitos de Año Nuevo?

Cada año nuevo el mundo entero focaliza su energía en hacer un cambio positivo en su vida. “Año nuevo, vida nueva” dicen algunos. Sin embargo todo este charade se ve empapado de ironía. No existe tal cosa como vida nueva o cambios. Es todo lo contrario.

Cada año nuevo los propósitos son los mismos que en años anteriores. No sabemos reciclar basura pero ¿qué tal reciclamos propósitos? Todo mundo tiene maestría -y algunos hasta doctorado- en utilizar los mismos propósitos año con año.

¿Año nuevo? Pff! Lo estamos tratando como cualquier otro año. No hay propósitos nuevos, simplemente los mismos que hemos procrastinado cada enero. ¡Pero 2011 es diferente! (seguramente diremos lo mismo en 2012, 2013) y como la canción de los elefantitos que se desafían las leyes de la física al balancearse sobre la tela de una araña, nos iremos hasta el infinito.

¡Este año es nuestro año! Cumpliremos todas nuestras metas, nuestros propósitos, cambiaremos nuestros malos hábitos por unos más saludables, bajaremos de peso, haremos ejercicio… ¿Estás seguro? ¿Sabes lo que estás diciendo? ¿Le has dedicado 3 minutos a pensar si tus propósitos son humanamente posibles? Tengo malas noticias.

Veamos. Uno de los propósitos más comunes es cambiar nuestro estilo de vida por uno más saludable, eso incluye la sana alimentación, bajar de peso, hacer ejercicio, cuidar la salud y hasta procurar a los seres que queremos.

Para lograr esto, todos los días deberíamos comer una manzana por el hierro que nos brinda y un plátano por el potasio. La Vitamina C es esencial, por lo que necesitamos consumir una naranja. Tan de moda están los triglicéridos, que debemos de bajarlos con la ayuda de las uvas. Una taza de té verde sin azúcar por los antioxidantes, prevenir la diabetes, el cáncer y de paso para adelgazar. Esto se complementa con un plato de avena para mejorar la digestión y bajar el colesterol.

Tu desayuno no está completo aun, falta un vaso de leche para el Omega 3, germen de trigo y aceitunas para la Vitamina E que ayuda a la producción de glóbulos rojos. Un platón de cereal para no dejar fuera a la vitamina D y evitar la osteoporosis. No podemos olvidar un par de huevos y queso para la Vitamina A.

Seguramente, para este punto, ya acabaste con el huerto y el ganado de todo un condado, pero la salud es primero. Ya hemos acabado con lo que la madre naturaleza nos puede brindar, así que complementamos la comida con unas cápsulas de complejo B para evitar espasmos musculares.

Las marcas de agua embotellada nos recomiendan tomar al menos dos litros de agua al día, que seguramente tardarás más tiempo en mearlos que en tomarlos. Durante media mañana, además, debemos tomar un yogurt con Lactobasilus Protectus que nos ayuda a evitar la gastritis que la cantidad de comida que nos empacamos anteriormente puede provocar.

Como parte de tu lunch de media mañana debes de comer fibra, mucha fibra; la suficiente como para que puedas defecar un suéter; así que dos barritas de granola como mínimo harán la tarea.

Así continuamos nuestra rutina del día, haciendo de cuatro a seis comidas diarias para agilizar a nuestro metabolismo. Cada producto que consumimos debe pasar por un análisis de la etiqueta de Nutrition Facts para evitar las grasas trans y conservadores artificiales.

Recomiendan, para una mejor digestión, masticar despacio y sin prisas. Haciendo un cálculo a ojo pelón, le dedicamos una hora a cada comida para cumplir con estos objetivos, por lo que estamos contando con aproximadamente 5 horas de nuestro día para alimentarnos.

Por supuesto, después de cada comida tenemos que cuidar nuestra higiene bucal para tener la sonrisa aperlada que siempre hemos querido -según los estatutos de belleza que impone la publicidad-. Necesitamos limpiar todo el sarro y cáscaras de manzana entre los dientes. Los dentistas recomiendan un cepillado de 5 minutos, más los otros 5 que pasas con el hilo dental y otros 2 haciendo buches de un enjuague que parece que te quema las encías. Un total de 12 minutos, esto después de cada comida.

A las cinco horas que llevamos de comida, debemos sumarle entonces una hora más de cuidado oral.

Además de esa hora que pasamos en el baño lavando dientes y encías, tenemos que sumarle los minutos que pasamos meando los dos litros de agua que nos tomamos. Por supuesto, después de haber ingerido todos los grupos de alimentos que un cuerpo sano necesita, pasarás de 15 a 20 minutos sentado en la taza, al menos dos veces al día. Por lo tanto, sumamos una hora más a tu rutina saludable.

Los expertos recomiendan dormir al menos ocho horas diarias para que todo tu sistema funcione en armonía. Al momento llevamos 15 horas para cumplir nuestro propósito de año nuevo ¿qué no?

De alguna forma debemos de conseguir los recursos para comprar dos botellas de agua embotellada al día, la fruta de todo el Superama, la vaca para la leche y queso, los productos de higiene… En pocas palabras, hay que trabajar. El estándar de horas de trabajo alrededor del mundo es de ocho horas al día.

Suponiendo que vives en una ciudad donde no existe el tráfico, el tráiler volteado, las manifestaciones, un atropellado, gente que da vuelta en ‘U’, autobuses de pasajeros haciendo la parada cada 15 metros, taxistas que vienen rebasando, señoras que se vienen pintando y además las vialidades de tu ciudad han ganado un premio Nobel por su excelencia en ingeniería; pasas al menos una hora en tu automóvil para ir y regresar al trabajo.

Bimbo nos lo recuerda en cada comercial -y es un buen consejo si quieres cumplir con tus propósitos de año nuevo- caminar por lo menos 30 minutos al día. No olvides caminar 15 minutos en una dirección y dar la media vuelta, sino esa caminata puede convertirse en una hora para que regreses al punto inicial.

Caminar media hora te ayuda a evitar una vida sedentaria pero no a tonificar esos glúteos ni a tener la cintura de Cindy Crawford en sus mejores épocas, por lo tanto necesitas una hora más de ejercicio –ya sea spinning, aerobics, gimnasio, natación o algún otro deporte-. Por supuesto, después de caminar media hora y hacer ejercicio una hora, las toxinas que eliminas de tu cuerpo salen en forma de sudor, por lo que debes darte un baño. Media hora, si eres práctico y efectivo, puede ser suficiente para meterte a bañar, untarte la crema especial para cuidar tu piel, aplicar el shampoo que te evita ser calvo y tallarte con el jabón de olor a pradera.

Otro de tus propósitos este año es procurar a los amigos y familiares que no pelaste mucho el año anterior. Las amistades, bien sabrás, son como plantas que hay que regar diario, por lo que un café o ir a visitar al abuelo te toma, por lo menos una hora –y eso que es como visita de doctor-.

La recreación y el entretenimiento ayudan a tu ser interno a estar en paz y sintonía, ya sea ir al cine, al teatro, algún concierto o una actividad similar que realizas en la semana. La realidad es que estas actividades no son diarias, pero según los últimos estudios de Nielsen e IBOPE, en promedio vemos 4 horas de televisión al día; los números no mienten y las métricas ahí están.

La cuenta hasta el momento es de 31 horas para llevar una vida que cumpla con los propósitos de año nuevo; esto pintando el mejor escenario y olvidando la fastidiosa Ley de Murphy donde cualquier eventualidad que pueda suceder, eventualmente sucederá.

La única solución que puedo pensar para cumplir con los propósitos de año nuevo es hacer dos o más cosas a la vez. Por ejemplo, mientras te bañas abres la boca y te tragas los dos litros de agua que tu cuerpo necesita. Mientras vas a cagar, puedes meterte al baño el tazón de cereal para desayunar. Lávate los dientes mientras hacer el amor a tu esposa de perrito, para que tengas la boca y la mano desocupadas, de paso aprovecha para informarte y entretenerte, así que asegúrate de estar en la posición adecuada para que puedas ver la televisión.

Si los astrónomos pudieron degradar a Plutón y por su culpa ya no es un planeta ¿no nos podrán echar la mano para desacelerar a la tierra y hacer los días 7 horas más largos para cumplir con nuestros propósitos de año nuevo?

No hay comentarios.: