miércoles, julio 21, 2010

La Caca... Episodio XIII: ¡Cágame Tierra!


Ha sido una travesía más larga que la visita de los hobbits al ojo de Sauron... Hemos vivido 13 capítulos de una saga que nos ha llevado a vivir nuevas aventuras a través de... pues... ¡La caca!

Lo que comenzó en la década pasada -suena muy mamón, aunque me refiera al 2009, pero es para meterle caché- hoy llega a su fin.

El capítulo 13. Este número cabalístico porta el honor de cerrar esta etapa celebrando a los lectores de este blog. En esta ocasión doy un paso atrás y le dejo los micrófonos a quienes permiten que este blog esté vivo... aunque a veces está más muerto que Tutankamon.

Con sus aportaciones -siempre manteniendo el ano...nimato- tengo el orgullo de presentarles las historias más macabras y escaldufas que los lectores de este blog han vivido en torno al tema escatológico que ha predominado en este blog en los últimos posts.

Sin más preámbulo -¿más?- aquí les dejo estas historias... de ustedes, para ustedes:

Pase a la cocina... con todo y sus frijoles
Estaba en casa de mis tíos y se me antojó tomarme un vaso de agua. Después de salir de la cocina fui a buscar a mi prima, que supuestamente estaba recargada en una puerta. En eso, sentir venir un pedo y me lo tiré sin ninguna vergüenza, pues me llevo pesado con mi prima. Lo que no imaginé es que la persona que estaba ahí no era mi prima, sino una amiga de mis tíos. La señora desconocida sólo peló los ojos y se tapó la nariz; yo salí corriendo despavorida.
La "me tiropedos donde se me antoja"



El Godinez del año
Un día salí del baño de la oficina muy campante cuando un colega me dijo: “Güey, traes colgando un pedazo de papel de baño atrás del pantalón”.
El dinosaurio con la cola más larga



Un, dos, tres por la caca que está en el escusado
Hace años, mis amigos y yo fuimos a la casa de una amiga y decidimos jugar escondidillas. Decidí esconderme en el baño y estando ahí me metí a la regadera con la cortina a medio cerrar. Mientras estaba escondido escuché que alguien entró y pensé que era quien estaba contando, pero en eso prendió la luz y se bajó los pantalones para hacer popó. Traté de no hacer ningún ruido, pero no sirvió de nada, ya que en el momento que se estaba lavando las manos me vio por el espejo. No fue un cágame tierra mío, más bien de ella.
Estatua de Marfil



La Fuente de Trevi
Un día estaba cagando en el baño de la oficina y cuando te sientas generalmente haces primero pipí, no me di cuenta pero el chorro se estaba saliendo de la taza y se me empaparon los pantalones.
El "Bellagio"



El Cinnabom más popular
Estaba de intercambio en una escuela de Estados Unidos y acabando la clase de deportes nos metíamos a los lockers a cambiarnos. Al quitarme los shorts y los calzones los puse en la banca para ponerme mi ropa, y todos se empezaron a cagar de risa porque mis calzones tenían el canelazo bien marcado.
El "mojado" (por Detroit y desde Detroit)



Llega sin avisar
Había yo comido carnitas…y en la noche fui a echar novio. Ya de regreso en el Periférico me dieron unas ganas terribles de cagar. No había nada cerca para hacer un stop, así que me dirigí hecho la madre a casa de mis papás. Ya no podía más, no aguantaba los pinches retortijones y hasta estaba sudando del dolor hasta que dije: “a la chingada”… Que aflojo el cuerpo y que me cago en el coche. Lo más cagado es que iba en el coche de mi hermana. Bueno…pues me mega zurre y fue un súper aliviane… Al llegar a casa me bajé y estaba absolutamente todo cagado…pero de pura diarrea!!! Entré por la sote huela de la casa, me quité el pantalón y los calzones y de plano los tire en la basura… La mierda escurría por mis piernas! Entre todo sigiloso y mis papás estaban viendo la tele…me metí al baño sin decir nada y abrí la regadera, cosa que a mis papás se les hizo extraño y mi papá le comentó a mi mamá…”de seguro se cagó”…Adivinó!!! Al otro día llevé el coche de mi hermana, que por suerte no estaba en México, a que le limpiaran las vestiduras ya que eran de tela.
El "Perdidas Totales"



Scuba Crapping
En una ocasión buceando en San Andrés, Colombia, habíamos hecho una escala en un islote que se llama Cayo Bolívar, pero el pedo era que también iban mujeres y no había baño ni nada…todo a la “Robinson Crusoe”. Así que en la playa no podía ponerme a cagar porque había varias viejas alrededor… Ya para irte tenías que nadar de la playa al yate que estaba como a 200 metros anclado, así que me esperé a ser de los últimos… Me metí al agua y nadé como 50 metros… hice un alto… apunté el cañón, saqué las nalgas como si fueran snorkel y empezaron a salir unos pedazos enormes… Lo más “cagado” era que flotaban!!! Atrás de mí venía mi compañero de buceo, pero no le dije nada, cuando de repente se topa con los “cacadrilos” flotando junto a él…
No podía nadar de la pinche risa…
Moby-Dick...head



Me está bajando... la caca
Estaba en casa de una amiga y entré al baño de visitas que está justo enfrente de la sala, donde estaba ella, sus papás y otras personas. Al terminar de cagar me di cuenta de que no había papel; busqué por todo el lugar y no encontré nada que pudiera ayudarme, así que al abrir las puertas debajo del lavamanos descubrí que habían varias toallas sanitarias. Acabé usándolas como papel de baño (usé unas 7 toallas hasta que el culo me quedó limpio) y tuve que jalarle al baño cada vez que tiraba una, para evitar que se tapara…
La "Kotex"



El Señor Problema
Era un día normal, como cualquier otro, me encontraba en casa de los papás de mi novia y decidimos salir a comer, saltamos dentro del coche y después de haber recorrido una cuadra me surgió de la nada uno de los retortijones cacareos más cabrones que he sentido en mi vida, me invadió el sudor frío, la angustia y la desesperación. En ese instante no podía alejar de mi cabeza la canción de Los Mox "Ataque de Caca", sobretodo la parte que dice "...debo mantener presionadas las nalgas, temo que algo de caca se salga". Mi pobre novia no sabía qué hacer y yo tampoco; pisé el acelerador para regresar a casa de sus papás, no tenía otra opción (me pasó por la mente de plano cagarme en el asiento del auto pero qué hueva limpiar las vestiduras). Entramos, corrí al baño del jardín, iba caminando mientras me iba bajando los pantalones, entré al baño y la perrita de mi novia se metió junto conmigo, la mendiga no se salía y yo no aguantaba y pues ni modo la tuve que dejar dentro. Nunca olvidaré el rostro y los gestos de la pobre perra: entre tanta pedorriza amplificada por la acústica de la porcelana del WC y las cagotizas intermitentes entre líquidas y sólidas, la pobre hasta bajaba las orejas y se alejaba… Ha de haber creído que estaba muriendo. Para acabarla de cagar sólo había 4 cuadritos de papel... había dejado el celular en el coche y ni modo de gritar desde el baño que no había papel.
El "mataperros"

1 comentario:

Sof NS dijo...

Que risaaaaaa!! jajaja ahora sí que cerraste con broche de oro...o caca? Estuvo bueno!