miércoles, noviembre 04, 2009

La Caca... Episodio V: ¿Por qué la Caca es de color café?

De todas las intrigas de universo, esta es probablemente la más efímera: ¿Por qué la caca es de color café?

En un inicio me fui por un principio básico: La Teoría del Color, la cual supone que la combinación de colores le daría su color marrón característico, salvo excepciones donde un factor externo hace que cambie de color. Pero según esa teoría, la combinación de colores nos arrojaría como resultado una caca blanca y una caca blanca no puede significar más que problemas: Hepatitis (caca conocida por los doctores como “Acolia”).

Bajo métodos de inducción y deducción que superan todos los procesos de investigación conocidos hasta ahora, pude dormir tranquilo. Horas de estudio y una tesis bastante amplia nos mostró la verdadera razón del color de la caca.

A continuación, las conclusiones de tan arduo trabajo:

El color de la caca está dado por un pigmento derivado de la Bilirrubina… Sí, la misma que inspiró a Juan Luis Guerra a escribir tan folklórica canción.

La bilirrubina tiene un color dorado-amarillento que es producido por el hígado y acaba, de alguna forma, en nuestro intestino delgado. Lo curioso es que en este proceso, la flora intestinal transforma la Bilirrubina en otra cosa llamada Biliverdina; ultimadamente su nombre nos vale madre y sólo nos da una pista: la hace de color verde.

Una vez combinada homogéneamente con la caca, la pinta cual betún de pastel, y la combinación de ambos nos brinda ese color marrón tan característico de la caca. Cuando la caca sale color verde, significa que la caca pasó tan deprisa por el intestino que se pinta de emergencia y obtuvo ese color sin tener tiempo de mezclarse. La relación velocidad-color la podemos observar claramente en las diarreas: si la caca sale aún más rápido, se queda con el color dorado-amarillento inicial y cuando sale casi negra es porque comimos pulpos en su tinta o llevamos 3 días estreñidos (suficiente tiempo para pigmentarse en el intestino).

Cuando la caca es color capuccino o café con leche, significaría una absorción ineficaz de los nutrientes, provocando un paso rápido por el intestino que no le da tiempo a la Bilirrubina de convertirse en Biliverdina, y a su vez complete la coloración ideal de la caca.
De esta forma, ver el color de la caca es como ver los anillos de un tronco de árbol. Su color nos puede decir mucho sobre su edad y su tiempo de espera en el tracto digestivo, cuestión que nos ayuda a resolver la siempre intrigante duda de: “¿Qué chingaos fue lo que me cayó mal?”

3 comentarios:

Mino dijo...

enlightening

Anónimo dijo...

esto me motiva a comer cada vez mas! yummy!

El monstruo come Toblerone

Anónimo dijo...

En todo caso, la combinación de colores hubiera dado caca negra, ¿no?